Uzzhuaïa son una banda de hard rock con la reputación, ganada a pulso, de ofrecer un directo potente, vibrante y cargado de decibelios. Uno de los aspectos más interesantes de este Acorde Urbano es que nos permitió registrar interpretaciones únicas de dos de sus temas, desprovistas de electricidad pero no de intensidad o viveza.

Aprovechando el paso de la formación por Valladolid, “secuestramos” a su vocalista, Pablo Monteagudo, de la firma de discos de la banda en discos Tipo Valladolid y nos lo llevamos a la plaza de San Andrés armado únicamente con una guitarra acústica y sus cuerdas vocales.

Pablo comenzó con ‘Magnífico Fracasado’, un medio tiempo del último disco del grupo, “13 Veces por Minuto“, al que el formato sin amplificar le sienta como un guante. El verdadero reto surgió con el segundo tema, cuando de manera espontánea uno de los presentes en la grabación hizo una petición: ‘Blanco y Negro’. El músico nos confesó que había estado trabajando en una versión en acústico de esta canción, pero que aún no estaba terminada. Sin embargo, como buen rockero, no se amilanó ante el desafío y el impresionante resultado, que podéis ver sin trampa ni cartón, quedó impregnado de esa magia que surge cuando se combinan la improvisación y el talento.

Y así, nos despedimos del frontman de Uzzhuaïa por unas horas (volveríamos a encontrarnos, ya junto al resto del conjunto, esa misma noche en el fantástico concierto de Uzzhuaïa en la sala Porta Caeli), con la sensación de haber presenciado algo irrepetible y la alegría de poder compartirlo con vosotros.