En el radar que tenemos constantemente encendido en busca de actividad musical en Valladolid y alrededores comenzó a parpadear con fuerza uno de los más jóvenes y prometedores del pop español. Stay se pasarían por la semana del cine de Medina del Campo, así que empaquetamos el equipo y partimos hacia allí.

Nada como contar con amigos en la zona, gracias a lo cual se nos abrieron las puertas del Café Tal. Desmantelamos parcialmente ese mítico y acogedor rincón para improvisar un salón del siglo pasado a la puerta, en la calle, con sofá y televisión incluido. Ese fue el escenario compuesto para que Stay nos demostrasen cómo suenan en acústico. Su música, construida sobre los cimientos del Tomorrow Never Knows, retuvo a todos los que estaban por la zona, hipnotizándoles con su pop preciosista y de adictivas melodías.

Una cálida forma de pasar una fresca tarde de marzo, entre bufandas, guitarras y cámaras de vídeo. Que lo disfrutéis.