Como en una buena sesión doble de antaño, tras Dr. G. B. Burt pudimos grabar con Pat Wilder, otra de las artistas del proyecto Music Maker Relief Foundation. Se atrevió a alejarse de su instrumento eléctrico habitual y, armada con una guitarra acústica que domó en unos escasos minutos de calentamiento, acompañó con sus cuerdas una espectacular voz de blueswoman. Aderezando la actuación, la sonrisa y la percusión de Ardie Dean apoyado tras ella en el banco bajo un sol de justicia. En un mundo en el que todo son problemas y apatía, compartir unos minutos con gente que ama lo que hace y lo llevan a cabo desde el corazón es una bocanada de aire fresco. Y cuando lo hacen desde la sabiduría de una vida dedicada a ello, un honor. No te pierdas la colección completa de fotografías que hicimos en esta sesión.