En uno de nuestros viajes express a Madrid quedamos con Litoral aprovechando que estaban ultimando los detalles de su nuevo disco, ‘Incidents melòdics del món irracional’, que acaba de salir la semana pasada y que nos tiene totalmente enganchados.

Era un día caluroso, primaveral, con una temperatura increíble para estar en pleno mes de Octubre, ideal para el estilo de la banda de origen valenciano vaya y, una vez nos reunimos con ellos, encontramos en nuestro camino un enorme y precioso árbol donde decidimos enmarcar la grabación de ‘Confessions d’un meteoròleg no practicant’.

Sencillamente mágico.