Klaus & Kinski visitó pasó por Valladolid allá por el mes de diciembre de 2010 y, en principio, iban a tocar en el Café España pero, debido a los permisos, licencias, y demás sinsentidos que impiden a un espacio hostelero realizar libremente actuaciones musicales, su concierto fue suspendido.

Ni que decir tiene que, aprovechando que pasaron aquí la noche, decidimos ponernos en contacto con ellos para proponerles una de nuestras grabaciones. Aceptaron, a pesar del chaparrón de no poder tocar y haber venido desde Murcia, y nos les llevamos por la mañana a uno de esos sitios que siempre permanecerá en nuestra memoria, el bar Berlanga.

El mítico local indie-pop regentado durante casi 2 años por Víctor Verrier fue, para muchos, el punto de encuentro de los aficionados ala música indie-pop de Valladolid. En sus pegatinas podíamos reconstruir sus historia, con grandes DJs, aftershows y, como no, el mejor ambiente de la ciudad.

Lamentablemente su historia duró poco y la situación económica le obligó a cerrar “el proyecto Berlanga” dejándonos huérfanos a los asiduos.

Aquí va nuestro pequeño homenaje al Berlanga protagonizado por los murcianos.